volver a página principal leer otras críticas
  Belleza y refinamiento visual en obra de Gabriela Ramos.

 
 
   
 
 

 

 

 

photos by charly borja 2014 - Copyright ©

 

 

 

"Todos los ojos miran a las águilas"

De Gabriela Ramos


Inspirada en el poema de W. Shakespeare “La violación de Lucrecia”



Ficha Artistica
Actuación: Fernando González, Claudio Morales, Javier Schwarzberg
Desarrollo escenográfico: Erika Brandauer
Música y Diseño de mapa Sonoro: Erika Brandauer
Iluminación: Ernesto Bechara
Vestuario: Magda Banach
Asistente de dirección: Julia Biscayart
Dramaturgia: Gabriela Ramos
Colaboración artística: Damian Moroni
Idea Original y Dirección : Gabriela Ramos
Duración: 60 minutos

Viernes 20:30 hs
Teatro Del Borde
Chile 630 - San Telmo -
Entradas: $80/$60 (estudiantes y jubilados)
Reservas: 4300-6201

 


De qué se trata?
Esta es una historia de hombres puertas adentro. Hombres que ya no pueden dormir en paz. Hombres que no creen en un Dios invisible y sin embargo le temen a lo invisible.
La noche pone de manifiesto sus miserias precipitándolos al vacío. Fantasías, visiones y sueños cobran vida, y mientras ellos quedan inmóviles en sus nidos, todos los ojos miran a las águilas.

Palabras de la directora Gabriela Ramos acerca de la obra:
El poema “La violación de Lucrecia” de Shakespeare es un material que me inquietó durante mucho tiempo. A medida que lo releía, aparecían cada vez más elementos de conexión con la actualidad; la mujer como objeto, la disputa de ese objeto por parte del universo masculino, los innumerables casos de violencia de género, el silencio de una sociedad adormecida. Lucrecia es la primera mujer en la literatura que denuncia públicamente un hecho de violación. En el poema ella es la voz portadora de esa denuncia, sin embargo está muy presente el universo masculino. Y ese universo fue el que me convocó para gestar esta reunión de hombres donde no hay lugar para la voz femenina. Así surgió “Todos los ojos miran a las águilas”
Palabras de la directora Gabriela Ramos acerca de la Puesta en Escena:
La universalidad y vigencia de los textos del poema fueron el detonante para comenzar a trabajar en nuestra propuesta teatral, en donde poder, moral y costumbres, son los pilares sobre los que se construye un universo que se verá afectado por códigos y pactos rotos, por traiciones y oscuros comportamientos sociales que trasciende la historia en sí misma. Para esto quise investigar las luces y las sombras como concepto. Ahí nos apoyamos mucho en lo pictórico, y así fue que encontré en la pintura de Caravaggio todas las respuestas a mis interrogantes para transferirlas al plano escénico. En sus pinturas no nos muestra sólo lo bello, nos muestra a hombres que se mueven en el Edén del Mal. Mientras menos vemos, más misterio se crea. Lo mismo que nos mostraba Shakespeare en su textos, lo mismo que buscábamos para el universo de “Todos los ojos…” Esto nos llevó a construir un dispositivo escénico – lumínico atemporal que se resignifica constantemente; que bien podría ser un campamento de soldados, un vestuario de club, una fonda o la casa de cualquiera de nosotros.

 

 

 

 

 

 

La opinión de charly borja - junio 2014 Copyright ©


Una historia cruenta, en la que tres hombres hacinados dentro de sus propios calabozos mentales penan sus miedos y miserias en una larga noche de soledad y desesperanza, en una noche casi demencial en donde las máscaras precarias que cubren sus personalidades van cayendo una a una para exponerlos en sus debilidades y en sus bajezas a flor de piel.


La visión de “Todos los ojos miran a las águilas” la obra escrita y dirigida por Gabriela Ramos nos sorprendió gratamente ya que su cuidada puesta en escena hace de ella un deleite visual de comienzo a fin hecho éste no muy fácil de hallar en el ‘universo del under porteño’.


El espacio escénico está bien utilizado, da lugar a una visión clara desde todos los ángulos y con la importancia de todos los rubros técnicos que ayudan a conformar verdaderas pinturas en cada una de las escenas de la obra. Así encontramos impecable vestuario, escenografía, sonido y una bella iluminación para el goce visual.

 

 

 

 

 

 

 


En “Todos los ojos miran a las águilas” nada hay librado al azar, cada movimiento, cada gesto del trío de actores está acompañado tanto en primer plano como en los planos de fondo, por sutiles detalles lumínicos sobre objetos que cobran importancia tanto como aceleradores del dramatismo como así también como apaciguadores que proveen de calma a escenas de clara violencia.


Las actuaciones de Fernando González, Claudio Morales y de Javier Schwarzberg son magníficas tanto en lo grupal como en lo individual ya cada uno de ellos tiene su momento de locura histriónica en esta dramática obra.


“Todos los ojos miran a las águilas”
, es una obra teatral fuerte, contundente y a la vez bellísima en la que Gabriela Ramos tiene mucho que ver por su sensibilidad artística puesta al servicio de los sentidos del espectador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Acerca de Gabriela Ramos

Actriz y Directora. Nació en Mendoza en 1974. Se formó actoralmente en Mendoza con Claudio Martínez e Ivana Catanese (1996/1999). En Buenos Aires con Pompeyo Audivert y Andres Mangone 2006/07. Con Cristina Banegas 2009. Curso la carrera de Diplomatura en actuación, dependiente de la Unidad Académica de Artes de la UNSAM. (Universidad Nacional de San Martín) bajo la dirección de Cristina Banegas (2010/ 2011). Realizó un seminario de dirección con Damián Moroni 2012
Realizó los siguientes espectáculos como actriz: “Sueño de una noche de verano", Dirección Ernesto Suárez e Ivana Catanese, "Agosto", dirección Claudio Martínez, (2001), una de las 4 obras que representó a Mendoza en la Fiesta Nacional de Teatro. Mejor obra de carácter Popular, dentro de El Festival Regional de Teatro. Obra seleccionada y presentada en el Teatro Cervantes (2002) dentro del ciclo Teatro montado "De Jóvenes Dramaturgos". Emitida por canal 7-ATC (2003), en el ciclo teatro y televisión. "Las Brutas”, dirección Juan Comotti (2005) "Féminas", dirección Claudio Martínez (2005), en calidad de actriz. "Fiesta Nacional de la Vendimia" (2004/05/06), "Armándolo Discepolo", dirección Pompeyo Audivert (2006), "La eternidad con zapatos", dirección Verónica Díaz (2008), "Cómo la Albahaca", dirección Verónica Díaz, (2009/2010). "La eternidad con zapatos", (re estreno) dirección Verónica Díaz (2010). “Escocia” dirección Verónica Santangelo, Gabriela Ramos (Obra seleccionada como finalista en el Concurso Haroldo Conti 2010) y sus respectivas temporadas 2011/2012/2013. “Fragmentos Imposibles de un Amor Incierto”, dirección Gabriela Ramos – Pablo Díaz (2013)
Fue asistente de dirección de los siguientes espectáculos: "La Partida de caza" dirección Andrés Mangone (2006). "Felicidad Doméstica", dirección Lisandro Rodríguez (2007). Trabajo en la Producción Ejecutiva de"Federico García Lorca, viene a nacer", dirección Claudio Martínez (2003). "Tejada Gómez, viene a nacer" dirección Claudio Martínez - Rodolfo Braceli (2005). "Argentina, tango y más” dirección Claudio Martínez (2005).
Colaboró en el ciclo Suiza Pequeños actos, coordinados por Lisandro Rodríguez y Maruja Bustamante (2008). Participó activamente en la producción y organización de la programación de espectáculos dentro del espacio “La casa del Hombre Elefante”. Realizó la coordinación escénica de los siguientes espectáculos: “Ciento un Año de Soledad” Leve espectáculo de la palabra quieta. De Rodolfo Braceli, con la participación del autor y de Miguel Ángel Solá. “Pautas Eneras” Leve espectáculo. De Rodolfo Braceli, con la participación del autor, la interpretación de Darío Grandinetti, Luisa Kuliok, Patricia Cangemi y Juan Andrés Cucharelli.