volver a la portadaleer otras críticas
 
 
   

 
 
   
 
 

 

 

 

ph charly borja 2015 - Copyright ©

 

 

 

EL INVERNADERO
De Harold Pinter
Traduccion de Federico Tombetti
Dirigida por Agustin Alezzo



Actúan
Roote es Edgardo Moreira
Gibbs es Nicolás Dominici
Srta. Cutts es Georgina Rey
Lamb es Sebastián Baracco
Lush es Federico Tombetti
Tubb es Bernardo Forteza
Lobb es Jorge Noya


Diseño de iluminación: Félix Chango Monti
Vestuario y escenografía: Marta Albertinazzi
Música original y Diseño sonoro: Mirko Mescia
Asistencia de dirección: Martin Ventimiglia
Asistencia de Escenografía y Vestuario: Analía C. Morales

Viernes 22hs y Sábados 19hs
$150.- - Jubilados y Estudiantes: $90.-
El Camarín de las Musas - Mario Bravo 960 – C.A.B.A.

 

 



De qué se trata?
Una comedia de ritmo vertiginoso, humor brillante y trama policial en la que el público es el detective.

Pinter una vez más se muestra fiel a conceptos que han regido gran parte de su producción. Su intento es poner en evidencia lo absurdo de nuestras conductas, del modo que nos comportamos, en ocasiones con insólita crueldad, y del modo en que nos expresamos. En nuestro mundo de hoy todo es incierto y relativo. Y es en El invernadero donde más se manifiesta ese no tener puntos de apoyo al poner de relieve lo absurdo del funcionamiento de nuestras sociedades.


A la vez, esta pieza, también es un cuadro visceral de estos gobernados que viven bajo un régimen que restringe sus derechos rigurosamente al ser permanentemente espiados y sometidos a una burocracia que tiende a esfumar sus personalidades para convertirlos en una masa humana regida por un conjunto de normas caducas, creadas hace muchas décadas sin relación con el presente.


Heredero del clásico humor inglés (Wilde, Shaw, Coward) construye esta comedia con ritmo vertiginoso y diálogos brillantes y sarcásticos.


La acción tiene lugar en una institución incierta que tiene reglas propias y que pertenece al estado, dependiendo de un ministerio que nombra a las autoridades de dicha entidad.


Bajo el signo de una aguda e inteligente comicidad, construye una metáfora de las sociedades modernas, regidas por locos y asesinos absolutamente ajenos a las necesidades de aquellos a los que gobiernan.


Si no fuera por las hondas implicancias que la obra tiene, podríamos afirmar que estamos ante un policial apasionante.

 

 

 

 

 

 

 

La opinión de charly borja - mayo 2015 Copyright ©


La temática de ‘El Invernadero’ es absolutamente atemporal y por su universalidad lírica se podría aplicar a cualquier circunstancia social en cualquier lugar del mundo y en cualquier época, eso hace grande la obra del gran Harold Pinter.


La ágil dirección de don Agustín Alezzo y el brillante libro de Harold Pinter dan lugar a tres excelentes actuaciones las de Edgardo Moreira, Nicolás Dominici y la de Federico Tombetti quienes protagonizan un trío imperdible encarnando los papeles principales de la obra.


El histrionismo escénico del trío actoral antes citado concita la atención del espectador en una historia llena de suspenso, intriga y con diálogos suspicaces de gran altura. Tanto Dominici como Tombetti compiten para volverlo aún más loco de lo que está al Dr. Roote un extravagante personaje interpretado de maravillas por un Edgardo Moreira en un nivel muy alto de su carrera actoral (papel éste que podría ser premiado sin objeción alguna).

 

 

 

 

 


En el rubro técnico debemos resaltar el impecable vestuario de Marta Albertinazzi que nos recuerda a aquellos geniales films policiales de Alfred Hitchcock.


“El invernadero” un cuasi demoníaco lugar en donde ciertas personas que 'no le responden al stablishment' impuesto por una cúpula anónima, son directamente liquidados para que den lugar a otros conejillos de India para ver cómo responden, una interesante y entretenida historia contada con calidad artística, qué más se puede pedir en estos aciagos días.

 

 

 

 

 

 

 

 


Harold Pinter, (10 de octubre de 1930 – 24 de diciembre de 2008), fue un dramaturgo, guionista, poeta, actor, director y activista político inglés, ganador del Premio Nobel de Literatura en 2005. Su carrera como escritor se extendió por más de 50 años y fue uno de los más influyentes dramaturgos modernos británicos.


 

 

 

 

free counters

volver a la portadaleer otras críticas