volver a página principal leer otras críticas
  ... lo que nunca debe perder el ser humano su capacidad de soñar y su fe...

 
 
   
 
Sergio Bermejo en brillante actuación.
 

 

 

 

 

 

ph by charly borja 2014 - Copyright ©

 

 

Adiós a Berlín
Autoría, puesta en escena y dirección general:
SERGIO BERMEJO

 

elenco
GIULIANA REGAZZONI
SABRINA ZACARÍAS
SERGIO BERMEJO
CARLOS VILLALBA
ABRIL LONGARELA
SILVINA SPATZILL


musicalización: Daniela Greatti

vestuario: Sabrina Zacarías / Abril Longarela

escenografía y utilería: Carlos Villalba

arreglo musical: Ignacio Amil

coordinación financiera: Giuliana Regazzoni

SÁBADOS 22:30

TEATRO ACTORS STUDIO
Av. Díaz Vélez 3842 CABA

Entrada general: $80
Estudiantes y jubilados: $50

 


De qué se trata?

En un pesaroso camarín de un cabaret en Moreno, donde los sueños se han acomodado a la rutina del sopor, Lucho, un pibe de 50 años, sacude con sus ambiciones artísticas a un grupo de espectadores de la vida. Y poco a poco, Heidi con su alma cicatrizada de dolor, Mouzy con su inercia emocional, Helga con sus quimeras fresquitas, Pepe con su recuerdo luctuoso como un tango y Etel con su maciza realidad que le ciñe los sentimientos, irán entreverándose en ese canto de sirena que suspira con candorosa alegría Lucho, intentando tener la oportunidad de ¨dar de nuevo¨ en la vida.


Adiós a Berlín se nos presenta de ese modo entre risas, sombras, bailes y canciones como una modesta anécdota que solo intenta contarnos que los sueños existen, a pesar de nosotros mismos.

 

 

 

 

 


La opinión de charly borja - abril 2014 Copyright ©

Excelente obra teatral escrita, dirigida y actuada por el talentoso Sergio Bermejo, “Adiós a Berlín” es todo un canto al amor y a los sueños que atesora en su gran corazón el protagonista principal de la historia, un ser dulce, bonachón con esa candidez propia de un ser puro que posee una inmensa sensibilidad protagonizado por don Bermejo.

Quizás ese es el ‘gran papel de su vida’ el que creó para sí una persona que lleva consigo lo más grande que puede tener un ser humano el don de soñar y su fe de poder cumplir sus sueños.

Con un elenco sólido que lo secunda para hacer realidad ese cabaret casi de submundo llamado Mafalda en donde sus integrantes se chocan entre sí con sus propias limitaciones y su vuelo bajo, bien bajo que les achata aún más sus tristes y grises vidas, y es precisamente allí donde surge como ave fénix un personaje casi angelical que los reúne y los quiere conducir a que empiecen a agarrar vuelo agarrándose de las alas de sus propios sueños.

 

 

 

 

 

 

El cuadro que Bermejo impulsa para que hiciese la compañía interpretando de Joel Grey el presentador de aquel famoso Cabaret berlinés el Kit Kat Club de épocas contemporáneas con el nacimiento del nazismo en Alemania, es sencillamente magistral. Allí los Tedrys ponen lo mejor de sí para brillar como diamantes cada uno en su papel siendo éste el punto más álgido de la obra para deleite y delirio del espectador recreando esa presentación tan emblemática de aquel espectáculo.

Impecables también los rubros técnicos, como escenografía, vestuario, maquillajes, sonido e iluminación que conforman un combo importante para darle jerarquía a las muy buenas actuaciones.

Adiós a Berlín es un espectáculo super recomendable, reconforta de manera plena su visión ya que toca dos temas primordiales inherentes al ser humano como son los sueños y la fe dos cosas imprescindibles que nunca deben perderse en la vida.