El caso Kuleshov

Interesante puesta de teatro-danza experimental, de orden minimalista y con plena substancia de arte conceptual basado en experiencias visuales cognitivas del cineasta soviético Lev Vladimirovich Kuleshov.
 
   
 
photos by charly borja 2010
 

 

 

 

 

 

Compañía Lanónima Imperial
presenta

 

EL CASO KULESHOV

 

 

 

 

Obra basada en el efecto creado por el cineasta soviético Vladímirovich Kuleshov

 

 

Teatro El Cubo – Zelaya 3053 – Abasto

Ficha artística
Dirección, coreografía y fotografía Juan Carlos García
Asistente de coreografía Romina Pedroli
Interpretación
Inma Asencio
Romina Pedroli
Marco Purcaro
Juan Carlos García
Frédéric Filiatre

Música Frédéric Filiatre
Dirección técnica e iluminación Manu Martínez

 

 

 

 

De qué se trata?
Tres bailarines, un trombonista y un director se interrogan sobre las posibilidades y lugares de generación de sentido, sobre la influencia del orden y el montaje en la construcción de significados, sobre la manipulación y la interpretación de la realidad.

 

 

 

 

La opinión de charly borja – octubre 2010

Una atrapante y expresiva puesta en escena propone la Compañía Lanónima Imperial.


Basado en un experimento visual creado por creado por el cineasta soviético Vladímirovich Kuleshov en base a montaje de imágenes fijas y sus diferentes efectos en las reacciones del observador de las mismas don Juan Carlos García logró una síntesis interesantísima sobre la dualidad proyección cinematográfica y los movimientos coreográficos propiamente dichos, yuxtaponiendo la oratoria y la música en vivo interpretada mediante trombón.

Así el espectador va recorriendo pacíficos cielos con nubes blancas que parecen agregar diáfanas alegorías para la tranquilidad del alma, o la violencia de grandes edificios implosionados por TNT para sacudir el intelecto.

 

 

 

 


A la perfecta performance de los cuatro bailarines debe sumarse la presencia omnipotente de un muñeco al tamaño humano que es utilizado como auxiliar necesario para la inclusión de diversas catarsis coreográficas, acción ésta que hace aún más atractiva a la puesta teatral.


Espectáculo recomendable para “open minds” su extraña belleza subyuga, si el experimento del cineasta soviético fue innovador y atrayente, más interesante es esta propuesta “en vivo”.

 

 

 

 


Acerca de
Lev Vladímirovich Kuleshov; nacido el 13 de enero de 1899 en Tambov – fallecido el 29 de marzo de 1970 en Moscú) es un cineasta soviético que comienza a ejercer como profesor del Instituto de Cine en 1921. Al año siguiente realiza un laboratorio experimental donde cristalizará sus teorías, y de donde saldrán artistas de la talla de Pudovkin.


En ese laboratorio llevará a cabo sus “films sin película”, con fotos fijas, demostrando el poder creador del montaje con un famoso experimento en el que conseguía infundir diferente fuerza emocional a un único primer plano inexpresivo de un actor, según el contenido de los planos que le yuxtaponía: un cadáver, una mujer, un plato de sopa, un niño, etc. A esto se le llama Efecto K (Efecto Kuleshov).


Intentó, también, fabricar la mujer ideal fundiendo por montaje partes anatómicas seleccionadas de varias modelos. Realizará algunas películas, pero su mayor aportación es la teórica y sus tesis sobre el montaje. La excentricidad vanguardista y la fiebre renovadora preside la creación de la “Fábrica del actor excéntrico”, que inspirada en los movimientos teatrales de vanguardia incorporaba los recursos procedentes del circo y del music-hall a la producción cinematográfica.